Entradas

Máquina de afeitar de los 80's

Imagen
La busqué por todos sitios y no la encontraba en ningún comercio, hasta que por fin en una pequeña y antigua botica de la ciudad en un rincón de su mostrador la vi.

La recordaba de mi padre afeitándose y de niño siempre me llamó la atención.

Sin dudarlo la compré y la llevé a mi casa, justo ese día me había afeitado, así que esperé ansioso unos días para que crezca la barba y poder usarla.

Hasta que por fin llegó el sábado con tres días de barba y me dispuse a usarla.

Por supuesto las hojas de doble filo se siguen vendiendo, no sé por qué, creo que las usan para coser.

Para darme una mejor experiencia no usé la espuma de afeitar y lo hice con jabón. Fue un poco áspero, no como esperaba, pero si la máquina rasuró al ras.

Pasado dos días lo hice otra vez, esta vez con espuma para afeitar, no mejoró mucho la experiencia.

Al cabo de varios intentos desistí, pasó unos meses y se oxidó.

La busqué, la encontré, la usé y le dije adiós... mejor estás en mis recuerdos...

El baúl de las mudanzas

Imagen
La primera vez que mi abuela se mudó con nosotros trajo consigo su cama de fierro, un baúl de madera, un lavatorio de fierro enlozado, el porta lavatorio, su maleta y su bacinilla.

Esta vez vamos a hablar de su baúl, éste no era un mueble elegante, pero yo a mis 8 años lo veía grande y muchas veces calculaba que podría entrar y esconderme para sorprender a todos en la casa.

Cada vez  que mi abuela salía, usualmente a misa, yo inspeccionaba que no tuviera llave, pero el candado siempre estaba cerrado.

¿Qué guardaba?
Hasta que al fin un día sucedió que se olvidó abierto el baúl y mi hermana y yo pudimos dar rienda abierta a nuestra curiosidad: sus vestidos, biblia, estampitas de las misas y las cartas de su hija que vivía en EEUU, por supuesto no leímos nada solamente queríamos saber qué había.



Aceite 3 en 1 fabricado desde 1894

Imagen
Como contaba en la entrada anterior sobre la máquina de coser de mi abuela, ella usaba un aceite 3 en 1 que hasta la actualidad existe.

Resulta que este aceite es multiusos, principalmente para evitar los chirridos de las puertas, aflojar algún tornillo y por supuesto para la máquina de coser.

Grata fue la sorpresa al encontrar este aceite en su mismo tamaño y forma en las tiendas hoy en día, por supuesto ya compré el mío porque es para todo uso y ya me sirvió con las bisagras de unas puertas de mi casa.

Por cierto, la tapita no es muy confiable y había que dejar el depósito siempre bien parado porque si se caía se derramaba y te caía un cocacho de la abuela. 😁

La máquina de coser de la abuela era Singer

Imagen
La máquina de coser de la abuela era marca Singer, con mueble de madera, con un solo pedal, pero en donde se usaba ambos pies, una rueda llevaba un jebe (liga de cuero) hacia arriba haciendo girar el manubrio circular de la máquina y que se salía de su sitio cada vez que la usabas.

La foto está descargada de internet, pero la máquina de mi abuela solo tenía dos cajones a cada lado, aún busco la foto, en el centro va un cajón largo que se inclina, usualmente ahí estaban las agujas, navaja y el dedal.

Había que echarle cada tanto un poco de aceite "3 en 1", para que no sonara al pedalear.

En la parte delantera del mueble había un centímetro en donde uno podía rápidamente hacer alguna medición.

.